Castellano
finanzas

Europa promueve diversificar la banca mientras España acepta la fusión de Caixabank y Bankia

El Comité Económico y Social Europeo (CESE) ha señalado recientemente en un dictamen que para el futuro de Europa es esencial contar con ...

De valorsocial
Imagen de Jesús Fdz Bande en Pixabay

El Comité Económico y Social Europeo (CESE) ha señalado recientemente en un dictamen que para el futuro de Europa es esencial contar con un sistema bancario fuerte y diversificado, con bancos locales, regionales y comunitarios, y destacó que los bancos europeos desempeñarán un papel clave en la recuperación económica posterior al COVID-19 y subraya la contribución que a ello pueden hacer los bancos cooperativos. Mientras tanto, en España, el proceso de concentración bancaria sigue su curso. 

Según el CESE, la Unión Bancaria de la Unión Europea tiene que estar en consonancia con los objetivos de la inclusión social y el desarrollo sostenible, necesarios para garantizar la competitividad futura de Europa frente a los desafíos mundiales. Con este fin, las normas bancarias de la UE deben reconocer y promover las especificidades de su diversificado sistema bancario, especialmente a nivel regional y local. El CESE señala que las autoridades monetarias europeas deberían promover políticas para preservar la diversidad de instituciones financieras presentes en la Unión, eso sí, sin sacrificar la eficacia de las normas prudenciales.

Durante el debate, Giuseppe Guerini, presidente de la Federación Italiana de Cooperativas y Empresas Sociales, Federsolidarietà – Confcooperative, y miembro de CESE explica que “aunque el sistema financiero se construyó originalmente para financiar a los emprendedores y apoyar el crecimiento empresarial y el empleo, ha terminado por descuidar esta labor y actualmente estamos presenciando un sistema financiero que en gran medida se alimenta a sí mismo”. El enfoque debe ser diferente, hace falta una unión bancaria con una dimensión verde y social, sostenible e inclusiva.

Un sistema financiero mal regulado

Las reglas que determinan el comportamiento del sistema financiero internacional y europeo no son completas, dejando que las consecuencias de las quiebras bancarias, como sucedió en el caso de Bankia, recaigan a menudo en pequeños inversores privados y en los ciudadanos en general a través de mecanismos que utilizan dinero público.

Las normas adoptadas en los últimos años a nivel internacional y europeo no han tenido en cuenta suficientemente los diferentes modelos de banca en Europa y esto ha tenido un impacto significativo en los bancos más pequeños y regionales, que a menudo toman la forma de cooperativas. El riesgo es que el tejido de los pequeños bancos locales, cuya función económica y social es innegable, desaparezca por no haber sido debidamente atendido por los reguladores.

En este contexto, el CESE apoya el reconocimiento de un sistema bancario diversificado en la UE y respalda la reciente decisión de retrasar la fecha de aplicación de algunos elementos restantes del acuerdo de Basilea III. En particular, el Comité dice que cuando llegue el momento, la nueva disposición sobre requisitos de capital debería transponerse de manera que se adapte adecuadamente a la diversidad de modelos de negocio bancario en Europa.

La importancia de los bancos pequeños y las cooperativas bancarias

Además, el Comité pide un mayor reconocimiento del papel único que desempeñan los pequeños bancos regionales y comunitarios, así como los grandes bancos cooperativos. Los primeros son, en algunos Estados miembros como Italia y España, la principal, si no la única, fuente de acceso al crédito para miles de ciudadanos y empresas, mientras que los segundos pueden contribuir, en países como Alemania, Austria, los Países Bajos y Francia, a combatir los riesgos sistémicos. El CESE señala que, cuando proceda, esto debería tenerse debidamente en cuenta en la regulación y supervisión.

Los bancos cooperativos también juegan un papel importante en el fomento de la democracia económica, ya que promueven la participación de sus grupos de interés, que no son meros accionistas o clientes, sino socios que pueden participar sobre la base de los votos per cápita en las pautas de gobernanza, que de hecho están orientadas más hacia el valor de las partes interesadas que el valor de los accionistas.

Por tanto, un sistema bancario diversificado, alimentado por una serie de partes interesadas y arraigado en las regiones y comunidades locales, es también una garantía importante para preservar la responsabilidad social compartida y participativa de los ciudadanos, las PYME y los operadores económicos individuales que participan sustancialmente en la economía real.

Finalmente, El CESE también señala que los bancos europeos, incluidos los locales, regionales y los cooperativos, jugarán un papel clave en la recuperación económica tras la emergencia del COVID-19: la emergencia sanitaria sólo se superará con niveles mucho más elevados de deuda pública y, para asegurar que los recursos lleguen a donde se encuentran habrá que movilizar todo el sistema financiero. Esto formará parte de un esfuerzo general compartido en el que participarán las autoridades públicas y los agentes privados, en el que los bancos europeos tendrán que convertirse en “un vehículo de las políticas públicas” para apoyar la economía y el empleo.

La concentración bancaria promueve la especulación y frena el crédito

Tal como demuestra año tras año el informe sobre las finanzas éticas en Europa, los bancos sistémicos, como el resultante de la fusión entre Caixabank y Bankia, sólo destinan el 40% de sus activos a crédito real, frenando así la transmisión de la liquidez y desviándola a fines especulativos. En el polo opuesto, las entidades financieras éticas en Europa, según la misma fuente, destinan el 77% a la financiación real y en este caso, específicamente a pimes, asociaciones, fundaciones, autónomos y cooperativas de alto impacto social, ambiental y a pequeñas empresas. Una razón más para impulsar políticas públicas en defensa de las pequeñas entidades y de las finanzas éticas y revertir el proceso de concentración bancaria.

El mejor modo de mantenerte al día.

Desde la redacción de Valor Social a tu correo una selección de noticias de finanzas éticas y economía sostenible.