Castellano
Finanzas Eticas

Los retos de las finanzas éticas en el ámbito de las microfinanzas

Nos encontramos en un momento de recuperación económica según los principales indicadores macroeconómicos, después de la fuerte situación de ...

Di Lucía Gómez, técnica de Fundación Finanzas Éticas

Nos encontramos en un momento de recuperación económica según los principales indicadores macroeconómicos, después de la fuerte situación de contracción provocada por la COVID-19. Esta pandemia nos ha recordado, una vez más, la vulnerabilidad del ser humano, la interdependencia entre todas las personas y el planeta, la necesidad de unos servicios públicos fuertes y una protección social accesible y de calidad para todas las personas. Por eso, quizás es buen momento para afrontar esta nueva etapa con la vista puesta en mejorar la vida de las personas y del planeta, aprovechando el momento para repensar el sistema económico y social y trabajar en reducir la tasa de desigualdad, enfocando la economía hacia el bien común.

Abordar los desafíos económicos, ambientales y sociales que demanda nuestra sociedad requiere reformas significativas, tanto a nivel global, como en el ámbito europeo y más local: reformas en el marco de gobernanza económica (como el que propone Finance Watch en su reciente campaña), reformas en el sistema fiscal que redistribuya de forma más eficaz los recursos (como la que reivindica Oxfam Intermón desde hace años), apuesta por nuevos modelos económicos, etc. Además de reformas en los marcos y modelos, la recuperación requiere también de inversiones públicas y privadas significativas, que aborden inversiones no desde el punto de vista lucrativo sino desde una visión transformadora de la economía, poniendo el foco en sectores y modelos con alto impacto social.

Es un reto cubrir la brecha de acceso a financiación de las microempresas de economía social

Para las finanzas éticas, el modelo de la economía social, basado en principios como equidad, sostenibilidad ambiental, trabajo o cooperación, supone un claro ejemplo de economía transformadora, generando empleo de calidad, apostando por productos y servicios con un enfoque social y medioambiental positivo y contribuyendo a la reducción de desigualdades sociales y económicas. Según datos 2019 de CEPES (Confederación Empresarial Española de la Economía Social), las entidades de la Economía Social suponen el 10% del PIB español, lo que se traduce en un 12,5% del empleo. El 80% de los contratos son indefinidos, el 47% de los empleos pertenecen a menores de 40 años y se han creado 29.000 entidades dentro de la Economía Social, lo que se corresponde con 190.000 nuevos puestos de trabajo generados de 2012 a 2019. Tal y como reconoce la Unión Europea, en su recientemente aprobado plan de acción para la economía social, las iniciativas de economía social han demostrado una gran capacidad de resiliencia en épocas de crisis con una tasa de destrucción de empleo menor, optando por otras vías antes que los despidos en esos momentos, y ofreciendo soluciones a retos clave de nuestras sociedades.

Tienda «Cultivando», comercio en el marco de la economía social en Lavapiés (Madrid), vinculado a la agroecología, apoyado por Fundación Finanzas Éticas

Si facilitar el acceso a la financiación de las iniciativas de economía social y potenciar las inversiones en este sector es un reto, teniendo en cuenta su diversidad (tamaño, actividades, etc.) y características, aún lo es más cubrir la brecha de acceso a financiación de aquellas microempresas de economía social, más modestas en facturación, que por su tamaño, ubicación o estadio de maduración tienen más complicado el acceso financiero. Las microfinanzas desde un enfoque de finanzas éticas se perfilan como una alternativa viable y accesible que requiere desarrollar aún más sus mecanismos y herramientas de apoyo a las entidades más pequeñas.

Informe Retos de las finanzas éticas y solidarias en el ámbito de las microfinanzas

Por ello, desde Fundación Finanzas Éticas, mediante la publicación del informe Retos de las finanzas éticas y solidarias en el ámbito de las microfinanzas, hemos querido realizar una panorámica de los servicios ofrecidos por diversas entidades de microfinanzas en España.

El informe incorpora un pequeño mapa de entidades de microfinanzas en nuestro país, considerando en el mismo las entidades que forman parte de alguna de las redes de microfinanzas existentes, como la Asociación Española de Microfinanzas. Según este análisis propio, se contabilizan 30 entidades y empresas que ofrecen microcréditos. El informe ha pretendido poner foco especial en las instituciones que comparten el enfoque de finanzas éticas, como las entidades pertenecientes a REFAS (Red de Entidades de Finanzas Éticas y Alternativas) que ofrecen fondos de apoyo al emprendimiento de iniciativas de la economía social, con marcado carácter de inclusión financiera. Igualmente, el documento también acerca diferentes líneas de financiación de la Unión Europea en el campo de las microfinanzas (programa EaSI y programa IINVESTEU) y se detiene en otras experiencias en el ámbito de países como Italia y Francia, analizando la experiencia de PerMicro, una de las empresas de microcréditos más importantes de Italia, y de la entidad francesa Adie.

Junto a todo ello, en el documento se realizan algunas propuestas que pueden redundar en la mejora de las actuaciones en el campo de las microfinanzas en España. En el ámbito europeo, la inexistencia de una regulación común y la marcada diversidad entre los diferentes países se suple con el Código de Buena Conducta para proveedores de servicios de microfinanzas que proporciona un marco común de regulación.  En nuestro país no existe regulación específica de los microcréditos por parte de entidades no bancarias, por ello en el informe se apunta a que uno de los desafíos es lograr el desarrollo en España de un marco legal en este campo, inclusivo y flexible.

En cuanto al desarrollo de las entidades de microfinanzas desde las finanzas éticas, en el informe se aboga por reforzar los servicios de asesoramiento y educación financiera, llevándolo a cabo desde los principios de economía social y de las finanzas éticas. Igualmente, propone aumentar la oferta de fórmulas de financiación propia, como el desarrollo de instrumentos de capital y cuasi capital, que permitan a las entidades de economía social fortalecer sus fondos propios a través de un acompañamiento adecuado y adaptado.

Por ultimo, en el informe se destaca la importancia de desarrollar todas estas propuestas favoreciendo el intercambio de información, los espacios de puesta en común y el apoyo mutuo entre actores, poniendo en valor y difundiendo las alternativas ya existentes.

 

 

 

*El estudio Retos de las finanzas éticas y solidarias en el ámbito de las microfinanzasha sido elaborado por Fundación Finanzas Éticas con la colaboración de la Dirección General del Trabajo Autónomo, de la Economía Social y de la Responsabilidad Social de las Empresas del Ministerio de Trabajo y Economía Social. Proyecto “Situación de las microfinanzas en España. Perspectiva desde las Finanzas Éticas y la ESS”.

 

El mejor modo de mantenerte al día.

Desde la redacción de Valor Social a tu correo una selección de noticias de finanzas éticas y economía sostenible.