Castellano
finanzas éticas

Barómetro de las Finanzas Éticas en España: se mantiene la apuesta por el sector social y medioambiental

El jueves 5 de noviembre se presentó de manera virtual el Barómetro de las Finanzas Éticas y Solidarias de 2019. En él se muestra la evolució...

De valorsocial

El jueves 5 de noviembre se presentó de manera virtual el Barómetro de las Finanzas Éticas y Solidarias de 2019. En él se muestra la evolución de este sector en el estado español durante el último año.

La charla virtual reunió a las entidades de finanzas éticas presentes en el estado y analizadas en el Barómetro: Oikocredit, Triodos Bank, Fiare Banca Ética y Coop57. Representantes de cada una de ellas, junto a Sergi Salavert, del Observatorio de las Finanzas Éticas, moderados por la peridista Brenda Chávez, reflexionaron sobre los resultados del 2019, y fue inevitable poner en el eje del debate la situación actual de pandemia y los retos de las finanzas éticas en España en el un cercano contexto de crisis post Covid19. Además también estuvieron presentes en la “fila cero”, Daniel Sorrosal, secretario general de FEBEA y Alfonso Bolado, representante de la Mesa Finanzas Èticas de REAS

Desde el Observatorio de las Finanzas Éticas, entidad que anualmente elabora este informe se destacó la importancia “de unas finanzas que hacen una apuesta clara por y única por la promoción de proyecos con impacto social y ambiental positivos”. Como arrojan los datos, son precisamente estos ámbios los que más crédito recibieron el año 2019.

Ante la dificultad: las finanzas éticas sostienen y se consolidan

Se ha recordado el valor social que las finanzas éticas otorgan al dinero. En situaciones de dificultad social y económica es cuando las entidades financieras éticas más crédito han otorgado, en contraposición con la banca convencional “donde el ánimo de lucro yel crecimiento económico son las únicas finalidades para las que trabaja”.

El coordinador del Observatorio , Sergi Salavert, destacó del informe que “la evolución de las finanzas éticas en España es sólida y se está llegando a máximos históricos en crédito a la economía real“, destacando, sobre todo, que los préstamos concedidos por las entidades de finanzas éticas en España han superado los 1.480 millones de euros en 2019, incrementándose un 0,99% respecto al año anterior. También, según datos del informe, el volumen de préstamos de las entidades financieras éticas muestra la implicación con la sociedad donde, según ha explicado Sergi Salavert, “contrasta con la tendencia de los últimos años de la evolución de los préstamos concedidos por las entidades convencionales en España “.

En este sentido, Juan Garibi, director comercial de Fiare Banca Ética, destacó que “este año, tanto complejo económica y socialmente por la pandemia, las entidades de finanzas éticas hemos demostrado la resiliencia para estar al servicio de las empresas y organizaciones que trabajan sosteniendo la economía y cuidando de los colectivos más vulnerables. Añadió que “discernir con qué tipo de banco se trabaja es más importante que nunca ante el escenario actual, donde hay que diferenciar si los valores como la cooperación y la coherencia son la esencia de una entidad o únicamente una etiqueta de cara fuera “.

Xavi Teis, responsable de comunicación de Coop57, sumó a este análisis una mirada a los principios comunes que definen a las entidades de la mesa: “desde nuestra óptica transformadora, el contexto actual nos exige crear nuevas respuestas, generar redes de apoyo mutuo y ser una herramienta útil para apoyar la economía social, solidaria y transformadora”, reflexionaba.

Los datos

Volviendo al barómetro, la tasa de morosidad de las entidades de finanzas éticas fue de 1,84% en 2019, en contraposición con la de la banca convencional, que se situó casi tres puntos por encima, con un 4,79%. El número de personas usuarias se ha reducido un 13,83% respecto al año anterior. Esto se debe en gran parte a que una de las entidades con mayor peso dentro del informe ha cambiado el criterio de contabilización de este dato. Aún así, casi 200.000 personas físicas y jurídicas han sido usuarias de las finanzas éticas en 2019.

Por otro lado, el capital social captado por las entidades de finanzas éticas continúa por encima de los 191 millones de euros, lo que es fundamental para poder seguir financiando proyectos transformadores de una manera más sólida. Las entidades de finanzas éticas que operan en el estado han financiado proyectos de ámbito estatal e internacional. En España, el sector más financiado (con un 34,77%) es el medioambiental, seguido por el sector social (28,32%) y el cultural (11,71%). El 25,12% restante corresponde a particulares y administraciones públicas. A nivel internacional, el 82,12% del finançaments’ha hecho a través de microcréditos.

El mundo asegurador forma parte del sector financiero y es, de hecho, un actor inversor clave. Los datos incorporados en el Barómetro de este apartado corresponden a entidades registradas en el Sello Europeo EthSI de seguros éticas. En este apartado se ha mostrado como los seguros éticos gestionan un volumen de primas de 1.628.765.990 euros, lo que supone un 2,5% del volumen de primas total en España. A nivel de inversiones realizadas, los seguros éticas gestionan cerca de 3.000 millones de euros bajo unos criterios mínimos de inversiones responsables. En relación al volumen de pólizas, las entitidades seguradora y mutualidades registradas por el Sello EthSI han gestionado más de 4 millones de pólizas durante el año 2019. en el ámbito de la mediación de seguros, corredurías éticas tienen un volumen de primas intercedido de más de 14,4 millones de euros a partir de las más de 23.000 pólizas gestionadas.

Ser diferentes para cambiar las normas

Jorge Berezo, presidente de Oikocredit Euskadi, explicó en su intervención que “ante la proliferación de instrumentos de inversión socialmente responsables e inversiones de impacto, es cada vez más importante saber transmitir a la gente que nos diferencia, porque llevamos con valentía la etiqueta de finanzas éticas”. Y a pesar que el discurso des de las entidades del sector nunca ha sido contraponerse a la banca tradicional para resaltar sus “ventajas”, sí que ven la necesidad de poner en evidencia discursos que pueden crear confusiones en las usuarias y desmentir si es necesario el relato de la inversión responsable que usan grandes corporaciones para limpiar su imagen.

Para provocar, como Sandra Castañeda, de Triodos Bank, decía, “un giro”. Según su visión, las finanzas éticas y solidarias están “empujando en el sector financiero convencional para incluir el impacto al mismo nivel que el riesgo y la rentabilidad”. “Estamos cambiando las reglas del juego, poco a poco, estamos sólo empezando “, sentenciaba. Y añadía que “el sistema financiero es un actor clave para la reconstrucción económica y social, para poner el dinero a circular en el sentido adecuado”.

.

El mejor modo de mantenerte al día.

Desde la redacción de Valor Social a tu correo una selección de noticias de finanzas éticas y economía sostenible.