Castellano
finanzas

FEBEA perfila su posición crítica contra el Plan de Finanzas Sostenibles

El sector de las finanzas éticas ve falta de ambición en el Plan tanto en temas sociales como medioambientales y lamenta que no ponga ...

De Sara García
  • El sector de las finanzas éticas ve falta de ambición en el Plan tanto en temas sociales como medioambientales y lamenta que no ponga freno a la especulación.
  • La organización anuncia un refuerzo de su estructura operativa en Bruselas para influir en las iniciativas legislativas y reforzar proyectos de intercooperación entre sus asociadas.

 

Las elecciones al Parlamento Europeo del pasado domingo 26 de mayo suponen el punto de partida para la constitución de la nueva Comisión Europea y para el desarrollo de las futuras políticas a implementar a nivel europeo en los próximos años. Por ello, en la Asamblea anual de FEBEA (Federación Europea de Bancos Éticos y Alternativos), la importancia del trabajo en red de las entidades asociadas para incidir en futuros marcos normativos europeos sobre las finanzas éticas y sostenibles ha sido uno de los ejes fundamentales. Este año, el encuentro ha tenido lugar en Atenas, el 30 y 31 de mayo, coorganizado por el Banco Cooperativo de Karditsa, la primera entidad griega socia de la Federación. Las dos organizaciones socias de FEBEA en el Estado Español, Banca Etica y Fundación Finanzas Éticas, han estado presentes como participantes de la red.

Uno de los retos que tendrá que abordar la nueva Comisión Europea es la continuación del trabajo del Plan de Acción de Finanzas Sostenibles, puesto en marcha en marzo de 2018. ¿Qué papel puede jugar una red como FEBEA en estos próximos años? Andrea Baranes, presidente de la Fondazione Finanza Etica (Italia) y vice-presidente de Banca Popolare Etica, presentó en el encuentro un análisis de las fortalezas-oportunidades y debilidades-amenazas que afrontan las instituciones de finanzas éticas y alternativas en el momento actual. En este sentido, remarcó cómo el hecho de que las finanzas sostenibles sean un tema candente actualmente en la agenda política de la Unión Europea, y por ende de los medios de comunicación, hace que sea un momento idóneo para impulsar reformas que promuevan las finanzas éticas y alternativas, marcando las diferencias respecto a las finanzas y mercados tradicionales. Baranes también incidió en el peligro de que se focalice el debate sobre las finanzas sostenibles únicamente en el aspecto medioambiental, como actualmente se está trabajando, dejando de lado aspectos fundamentales para las entidades de FEBEA como el marco social y de gobernanza de las instituciones financieras, entorno de aspectos tan importantes para las finanzas éticas como derechos humanos, apoyo a proyectos sociales, etc. En este sentido, fue muy crítico con el hecho de que hasta el momento, en los trabajos llevados a cabo en las instituciones europeas, no se haya hecho mención alguna a la necesidad de evitar la especulación en las reconocidas como instituciones financieras sostenibles, lo que podría llevar a lo que él llama “lavado de cara sostenible”, es decir, grandes firmas que usen los estándares de la UE para llevar a cabo acciones que visibilicen una preocupación medioambiental no presente en el conjunto de su labor. Para Andrea Baranes, las instituciones de finanzas éticas y alternativas deberían impulsar una clasificación de finanzas sostenibles (taxonomy) que fuera más allá del aspecto medioambiental y que incluyera referencias a derechos humanos y sociales, en concordancia con la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible. En este sentido, abogó por trabajar para que las políticas de apoyo de la UE faciliten crédito a proyectos y organizaciones con impacto positivo para la sociedad así como a empresas de economía social e, igualmente, se pongan en marcha medidas de regulación financiera demandadas desde hace tiempo como el impuesto a las transacciones financieras internacionales para evitar paraísos fiscales, normativas que eviten la especulación alimentaria, etc.

Junto a Andrea Baranes, también el vicepresidente de la Federación y representante de TISE SA (Polonia), Wlodzimierz Grudzinski, quiso resaltar la importancia del trabajo conjunto en las instituciones europeas. Grudzinski participa, representando a la red, en el Grupo de expertos de la Comisión sobre Economía Social y Empresas Sociales. Un grupo de trabajo que según sus palabras está realizando una tarea muy importante para poder dar visibilidad a este sector de cara al nuevo proyecto presupuestario 2021-2027. 

FEBEA tiene la oportunidad en los próximos años de promover una visión y acción común europea de las finanzas éticas y sostenibles, sumando a la mirada medioambiental los valores y maneras de hacer en temas sociales y de gobernanza propios de las instituciones de finanzas éticas. Peru Sasia, presidente de FEBEA señaló con razón que “hay muchas voces en Europa que insisten en la urgente necesidad de ligar finanzas con sostenibilidad de una manera clara y decidida. Esta conexión debe incorporar las dimensiones económicas, sociales y ambientales con todas sus consecuencias prestando especial al impacto que las prácticas financieras tienen en la ciudadanía y en la comunidad”. Cambiar las finanzas hacia un modelo de finanzas éticas significa promover cambios en las normas actuales, haciendo hincapié en poner a las personas en el centro de la economía. Para ello, el trabajo conjunto con otras redes europeas e internacionales y el refuerzo de la identidad propia como instituciones de finanzas éticas y alternativas supone un reto a abordar como Federación en los próximos años; con estos objetivos anunció un refuerzo inmediato de su estructura operativa en Bruselas.

El mejor modo de mantenerte al día.

Desde la redacción de Valor Social a tu correo una selección de noticias de finanzas éticas y economía sostenible.