Castellano
economía social

FICOOP inicia el proceso de creación de la primera plataforma de crowdequity en España

La cooperativa de segundo grado que se presentó el 04/10 hará de intermediaria entre personas socias inversoras y proyectos de la Economía Social y Solidaria. ...

De valorsocial
La cooperativa de segundo grado que se presentó el 04/10 hará de intermediaria entre personas socias inversoras y proyectos de la Economía Social y Solidaria.

El mundo de la Economía Social y Solidaria (ESS), en los últimos años, está teniendo un fuerte impulso en términos de creación y consolidación de proyectos en muchos ámbitos de la vida y la economía (producción, librerías, supermercados, medios de comunicación, mensajería, seguros, textil…) si no en casi todos.

Estos buscan transformar el sistema mercantilista y competitivo que ahora mismo rige las dinámicas sociales y al mismo tiempo abastecernos de productos y servicios que den respuesta de manera sostenible a las necesidades de las personas y no a la búsqueda del máximo beneficio en el mínimo plazo.

Las dificultades financieras en las empresas de la ESS

La mayoría de estos proyectos no parten de grandes fortunas ni son impulsados por personas empresarias adineradas, sino que se crean con recursos limitados y el capital inicial lo aporta el entorno o las entidades financieras a partir de préstamos bancarios. Sin embargo, estas fuentes de financiación se muestran a menudo insuficientes para estimular el emprendimiento social y colectivo, incluso para atender las necesidades de crecimiento de la economía social y solidaria.

Por otro lado, en los últimos años hemos visto, en el entorno de la ESS, una clara predisposición a invertir una parte de sus ahorros directamente en proyectos de esa naturaleza sin pasar por el sistema bancario. Aún a costa de asumir mayores riesgos.

En paralelo, la puesta en práctica de la ley de plataformas de financiación participativa, con las fintech y una aversión generalizada al oligopolio bancario imperante en Estado español, proliferan también nuevas propuestas de intermediación financiera basadas en los principios del crowdfunding. Primero se popularizaron los modelos de donación en el sector social y cooperación. Después aparecieron los modelos de préstamo (crowdlending) para pimes y en los últimos años están apareciendo nuevas fórmulas.

Nuevos instrumentos de financiación para la ESS

Es en este contexto donde llega la propuesta FICOOP proyectándose como una entidad financiera ética que quiere trasladar el crowdequity al sector de la ESS enlazando proyectos y ahorro con inquietudes socio-ambientales. Es decir, una plataforma de crowdfunding que se basará en inversiones de capital social.

FICOOP nace como una cooperativa de segundo grado promovida por las cooperativas Iesmed y Coopdemà en el marco del programa Singulars concedido por la Generitat de Catalunya en 2018. Se ha anunciado que este mismo mes de octubre va a solicitar la autorización correspondiente a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) para lanzar el portal de crowdequity.

¿Cómo funcionará?

FICOOP será la primera plataforma de su especie en el Estado Español. “Servirá para la captación de fondos propios o casi propios para cooperativas y otras entidades de la ESS”, cuentan. Es decir, funcionará como conexión entre personas inversoras de impacto social y los proyectos que necesitan apoyo económico. Pero además la cooperativa, que actuará en todo el Estado, ofrecerá tanto servicios de seguimiento y acompañamiento empresarial tipo ready-to-invest como servicios de representación de los inversores en los proyectos que reciban la financiación.

Esta propuesta a pesar de que no tiene precedentes en el territorio español, sí bebe de experiencias previas como Tudigo en Francia o October (antes Lendix) en el Reino Unido, que tienen estructuras parecidas: hacer de intermediarias para el financiamiento de proyectos a través de capital social de inversores o Fondos de Inversión. Aunque por ejemplo, en el caso británico no es exclusivamente para cooperativas o empresas de la ESS.

Un aspecto interesante también de esta propuesta es su encaje en el mundo de las finanzas éticas. En este sentido, Jordi Ibáñez, miembro del grupo promotor del proyecto y director de la Fundación Finanzas Éticas ha señalado que “los bancos éticos a menudo nos encontramos con solicitudes de crédito que realmente lo que necesitan es capital y nos cuesta responder. De manera que debemos pensar también en  la posibilidad de crear instrumentos que resuelvan este problema”. Encaje que pasa además por el uso de la fórmula cooperativa de FICOOP y su vocación de integrar en su propia base social a los inversores que lo deseen y a las entidades que reciban financiación.

Punto de partida

El pasado viernes 4 de octubre se presentó la propuesta en el Museo de Historia de la Ciudad de Barcelona. El acto fue conducido por las entidades impulsoras de FICOOP: la cooperativa europea iesMed, Coopdemà, con la colaboración de la Fundació Seira y la Fundació Finanzas Éticas. Y contó, además, con la presencia de expertos en el ámbito que han apoyado el proceso de la cooperativa, además de instituciones, cooperativas, y entidades regionales y locales involucradas en el fomento de la ESS y las finanzas éticas.


A partir de este momento, se inicia la fase de incorporación de organizaciones socias promotoras de la plataforma mientras se gestiona la obtención de la licencia por parte de la CNMV.

El mejor modo de mantenerte al día.

Desde la redacción de Valor Social a tu correo una selección de noticias de finanzas éticas y economía sostenible.