Castellano
Banca Armada

¿Quién financia a las empresas de armas nucleares?

Tras la invasión de Rusia a Ucrania, ha vuelto a surgir en el debate internacional un tema que  parecía en el olvido: la ...

Di valorsocial
Foto iStock ©Gerasimov174

Tras la invasión de Rusia a Ucrania, ha vuelto a surgir en el debate internacional un tema que  parecía en el olvido: la amenaza nuclear.
A pesar del Tratado sobre la Prohibición de las Armas Nucleares
(TPNW), que entró en vigor en enero de 2021, y que prohíbe explícitamente la fabricación, producción y desarrollo de armas nucleares (y también las amenazas nucleares), varios países aún las poseen. Porque decenas de empresas privadas producen los componentes necesarios para sus arsenales. Y porque existen instituciones financieras que invierten en este tipo de empresas.

El informe 2022 «Risky Returns: Nuclear Weapon Producer and their Financers« (Rentabilidades arriesgadas: los productores de armas nucleares y sus financiadores), elaborado por la Campaña Internacional para la Abolición de las Armas Nucleares (ICAN ) y la organización Pax, pretende precisamente reconstruir los flujos de capital que giran en torno a este negocio.  El informe detalla como 306 instituciones financieras pusieron a disposición de 24 empresas fuertemente involucradas en la producción de armas nucleares más de 746 mil millones de dólares, entre enero de 2020 y julio de 2022, contribuyendo así a los arsenales nucleares de China, Francia, India, la Federación Rusa, el Reino Unido y Estados Unidos.

Foco en empresas y entidades financieras

La investigación describe 24 empresas «fuertemente involucradas» en la producción de armas nucleares. El conglomerado de empresas  estadounidenses Northrop Grumman ocupa la primera posición con al menos 24.300 millones de dólares en contratos pendientes. Aerojet Rocketdyne , Bae Systems , Boeing , Lockheed Martin y Raytheon Technologies también destacan por su facturación multimillonaria. Todas empresas estadounidenses con la excepción de Bae Systems, corporación inglesa pero que también opera en el extranjero. En total, más de 280.000 millones de dólares en contratos para este tipo de actividades, aunque según el informe es probable que la cifra real sea mucho mayor, ya que muchas empresas no publican los detalles de los contratos.

El informe también desglosa los bancos y empresas financieras que, de una u otra forma, están vinculadas a estas 24 empresas. En concreto señala que  306 instituciones financieras pusieron a disposición de estas empresas, entre enero de 2020 y julio de 2022, más de 746 mil millones de dólares. El top 10 de las entidades financieras más generosas con los productores de armas nucleares son todas estadounidenses, con nombre en los primeros puestos como Vanguard,  BlackRock , Bank of America, JpMorgan Chase , Citigroup , Wells Fargo , Wellington Management y Morgan Stanley Las inversiones de todos ellos representan más de la mitad del total analizado. Fuera de los Estados Unidos, la inversión se mantiene mucho más baja.

¿Hay en la lista bancos españoles?

En la lista de entidades financieras aparecen, un año más, varios nombres españoles. Encabeza la lista Banco de Santander, con una aportación de más de 4.842 millones de dólares a varias empresas vinculadas a la producción de armas nucleares como Boeing, Airbus, Honeyell o la italiana Leonardo. Seguido del BBVA con aportaciones por importe de más de 4.752 millones de dólares, Grupo La Caixa con 111 millones de dólares y Banco Sabadell con 76 millones de dólares. En el listado también aparece la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales, con 4.130 millones de dólares invertidos en estas empresas.

Entre todos ellos han aportado a este sector casi 14.000 millones de dólares, incorporando a España en el listado de países con inversores en empresas productoras de armas nucleares. Cabe recordar que el Tratado de Prohibición de Armas Nucleares ha sido firmado por 86 países entre los que no se encuentra España.

Ugo Biggeri , presidente de Etica Sgr, en su intervención en la primera Conferencia de las Partes del TPNW, en junio de 2022 /©Alexander Papis
Papel de las instituciones financieras

A pesar del montante invertido, el informe señala que se realizaron menos inversiones a largo plazo que en períodos anteriores. Según la investigación esto podría indicar que un número creciente de inversores a largo plazo no ve la producción de armas nucleares como un mercado de crecimiento sostenible y considera que las empresas involucradas en él son un riesgo que debe evitarse.

Para las organizaciones autoras del informe, las instituciones financieras tienen un importante papel que desempeñar en los esfuerzos conjuntos para reducir el papel de las armas nucleares en la sociedad. «Las instituciones financieras que respaldan a las empresas productoras de armas nucleares les permiten seguir participando en el desarrollo y la producción de estas armas de destrucción masiva. Cuando un inversor elige poner fin a su relación con una empresa debido a la participación de esta última en la producción de armas nucleares envía una señal clara al mundo de que las armas de destrucción masiva nunca son aceptables«.

En junio de 2022,  Etica Sgr, la sociedad gestora de activos del Grupo Banca Etica, intervino en la primera reunión de los Estados firmantes del TPAN (Tratado sobre la Prohibición de las Armas Nucleares) y emitió una declaración conjunta en nombre de 37 inversores, invitando a los Estados a prohibir la asistencia financiera para todas las actividades declaradas ilegales por el Tratado. «Sería ilógico prohibir la producción de armas nucleares sin prohibir la financiación de armas nucleares», indicaba la declaración.

Como concluye el informe, a través de la desinversión se puede presionar a los productores de armas nucleares para que reduzcan la producción de estas armas de destrucción masiva y sus estrategias comerciales y, a su vez, hará más difícil que los estados con armas nucleares mantengan sus arsenales.

El mejor modo de mantenerte al día.

Desde la redacción de Valor Social a tu correo una selección de noticias de finanzas éticas y economía sostenible.