Castellano
Finanzas Sostenibles

¿Cuántos fondos dejarán de «ser sostenibles» ante los próximos cambios en la normativa europea?

A partir del 1 de enero de 2023, las normas europeas de divulgación sobre fondos sostenibles cambian. Por ello, muchos gestores de activos están recalificando ...

Di Valentina Neri
Foto ©iSotck Tanaonte

A partir del 1 de enero de 2023, las normas europeas de divulgación sobre fondos sostenibles cambian. Por ello, muchos gestores de activos están recalificando sus fondos: no cumplen los parámetros más estrictos que impondrá la Unión Europea en 2023.

La atención a los aspectos ambientales y sociales está cada vez más extendida también en el mundo de las finanzas. Pero, ¿bajo qué condiciones se puede considerar sostenible un fondo? El Reglamento de Divulgación de Finanzas Sostenibles (SFDR), que se engloba dentro del Plan de acción de la Unión Europea sobre finanzas sostenibles, establece las reglas dentro del marco europeo. En enero de 2023, algunos estándares serán mucho más estrictos tras la entrada en vigor de varios aspectos del Reglamento . Esto está obligando a algunas empresas financieras a reclasificar sus fondos, que ya no podrán encuadrarse en el «artículo 9» del SFDR, es decir, fondos considerados totalmente sostenibles.

¿Qué es el reglamento europeo SFDR?

El SFDR es un reglamento: esto significa que es vinculante para todos los Estados miembros de la Unión Europea, sin necesidad de medidas de transposición. Entró en vigor en marzo de 2021 y tiene como objetivo introducir una mayor transparencia en el perfil de sostenibilidad de los productos financieros, permitiendo a los inversores comparar los distintos fondos entre sí.

En concreto, promueve una clasificación de los productos financieros en tres categorías. Los fondos incluidos en el artículo 6 serían productos  que integran riesgos de sostenibilidad. Los fondos del artículo 8 (verde claro ), van un paso más allá del artículo 6, pero sin un objetivo de inversión sostenible: promueven características ambientales y sociales, pero también colocan dinero en otro tipo de actividades. Por último, los fondos del artículo 9 (verde oscuro ) tienen un objetivo de inversión sostenible explícito, es decir, deben tener la sostenibilidad como objetivo principal y apuntar a perseguir resultados específicos en este campo, en paralelo con los financieros.

¿Cuántos fondos dejaran de ser articulo 9?

Según datos de la firma de servicios financieros Morningstar , a finales de septiembre de 2022, el 33,6 % de los fondos negociados dentro de la Unión Europea se enmarcaron en el artículo 8 y el 4,3 % en el artículo 9. Todos los demás no indicaron características ambientales, sociales y de gobernanza ( ESG ), por lo que se incluyeron en el artículo 6. En el tercer trimestre del año, el patrimonio de los fondos clasificados en el artículo 8 y en el artículo 9 creció casi un 3%, alcanzando los 4.300 millones de euros , mientras que el de los fondos artículo 6 disminuyó casi un 7%.

Pero es previsible que estos datos cambien. Concretamente a partir del 1 de enero de 2023, cuando entrarán en vigor las Normas Técnicas de Regulación (RTS) de nivel 2 del SFDR . Estas actualizaciones imponen requisitos adicionales a los fondos del artículo 8 y del artículo 9 en términos de asignación de capital (por ejemplo, un porcentaje mínimo debe estar destinado a actividades coherentes con la taxonomía aprobada por la UE ), metodologías y comunicación de información.

¿Qué sucederá? Ya tenemos algunas pistas. En los últimos tres meses, según el informe de Morningstar , 41 fondos han sido rebajados del Artículo 9 al Artículo 8, porque sus gestores han preferido planificar con antelación, anticipándose a la entrada en vigor de estos requisitos más estrictos. Entre ellos se encuentra por ejemplo AXA IM, que ya ha reclasificado 21 de sus fondos y hará lo mismo con otros 24 en los próximos meses. Los administradores de activos BlackRock y UBS AM también se preparan para rebajar varios fondos cotizados EFT, por un total de 21.000 millones de euros de activos bajo gestión.

Amundi , la mayor gestora de activos europea, rebajará del artículo 9 al artículo 8 unos 100 productos, por un valor total de 45.000 millones de euros, siguiendo un enfoque calificado de «deliberadamente prudente». El sitio especializado fundinfo estima que hasta 1.500 fondos están destinados a perder su estatus del Artículo 9.

Pero, ¿todos los fondos sostenibles son realmente sostenibles?

Esto sugiere que, dada la forma en que se han establecido las reglas del juego hasta ahora, la etiqueta del artículo 9 no era una garantía. Un análisis reciente sobre 15.000 fondos, realizado por la plataforma tecnológica Clarity AI, muestra que, de los 750 fondos del artículo 9 evaluados, casi un 20% dirigieron más del 10% de sus inversiones hacia empresas que violan los principios del Pacto Mundial de Naciones Unidas o las directrices establecidas por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) para las multinacionales. Y un 40% tiene más del 5% de exposición.

En otras palabras, estos fondos, oficialmente «sostenibles», invierten en 166 empresas diferentes que violan los principios de la UNGC o la OCDE. Las violaciones incluyen condenas por soborno y corrupción, prácticas anticompetitivas e impactos ambientales. Hay más. Casi el 10% de los fondos del Artículo 9 han asignado al menos el 10% de sus activos a empresas relacionadas con los combustibles fósiles .

En resumen, por lo tanto, algunos de ellos pueden no cumplir ni siquiera con el principio de «no causar daños significativos» (conocido como “DNSH”, por su siglas en inglés, Do not Significative Harm), es decir, no causar un perjuicio significativo al medio ambiente. Al leer estos números, el próximo endurecimiento de las reglas parece más necesario que nunca.

*Este artículo se ha publicado originalmente en italiano, en el portal valori.it 

El mejor modo de mantenerte al día.

Desde la redacción de Valor Social a tu correo una selección de noticias de finanzas éticas y economía sostenible.