Castellano
finanzas eticas

El Fondo Municipal de Crédito en Barcelona da sus primeros pasos

La Fundación Finanzas Éticas ha concedido sus primeros dos avales dentro del Fondo de Crédito Municipal promovido entre la propia Fundación, el ...

De valorsocial

La Fundación Finanzas Éticas ha concedido sus primeros dos avales dentro del Fondo de Crédito Municipal promovido entre la propia Fundación, el Ayuntamiento de Barcelona y Fiare Banca Etica. El fondo, dotado de un millón de euros de liquidez por parte de FIare Banca Etica, dispone de un aval procedente del Ayuntamiento de Barcelona y que es gestionado, por convenio, por la Fundación Finanzas Éticas. El objetivo que une a las tres promotoras del fondo es la financiación de nuevos proyectos de economía social y solidaria en la ciudad de Barcelona.

La primera entidad que ha accedido a la nueva línea de financiación ha sido Femmefleur. Esta cooperativa de trabajo asociado, que fue en el año 2011 por 4 socias, se dedica a la promoción de proyectos para la mujer y la mejora del entorno, a través de la innovación técnica y social. El primer producto promovido fue la copa menstrual, un producto bastante conocido en Europa. A partir de ahí la cooperativa constató la necesidad de ampliar el abanico de posibilidades que disponen las mujeres para hacer frente a la menstruación. Así fue como en 2016 lanzaron una línea de ropa íntima vinculada a la absorción y la higiene íntima, COCORO, de la que vendieron más de 6.000 unidades en 40 días a través de una campaña de crowdfunding por su alta innovación técnica y social.

Los productos de Femmefleur se fabrican íntegramente de manera local y cuidan por lo tanto el proceso desde cerca. Además también se han ocupado de que el acabado sea de calidad y con distintos diseños para tener presente las diferentes sensibilidades. Su principal objetivo es mejorar la calidad de vida de las mujeres, a través de productos más sostenibles y ecológicos que los tradicionales.  A este proceso lo llamaron la “revolución” porque aunque la menstruación afecta a la mitad de la población durante una media de 40 años, no ha habido una mejora significativa en este campo a nivel de innovación tecnológica. En este momento, y ante el aumento de la demanda, quieren ampliar su negocio disponiendo de un stock permanente y otras líneas de trabajo. Es este nuevo impulso el que ha conducido a la cooperativa a solicitar la línea de financiación.

El segundo proyecto aprobado es COS. Una cooperativa de salud nacida en el corazón del barrio de Gràcia de Barcelona en 2011. Cuenta con una treintena de profesionales trabajando y unas 600 personas socias colaboradoras implicadas también en cuanto a usuarias en el servicio médico. La entidad es fruto del encuentro de profesionales de diferentes áreas: psicología, especialistas en medicina homeopática, medicina general, medicina tradicional china, osteopatía, fisioterapia obstétrica y especialistas en dietética y alimentación o reflexología, entre otras.  Un grupo de profesionales de la medicina que coinciden en las ganas de integrar las diferentes disciplinas en un enfoque común.

Desde sus mismos inicios, la cooperativa ha ido creciendo hasta el punto de requerir la puesta en marcha de un nuevo local que permitirá además de disponer de mayor espacio, también incorporar nuevas especialidades médicas, como el servicio de odontología, ginecología, enfermería, pediatría y digestología.

Además de estos dos casos que han recibido entre ambos un total de 80.000€, Joana Gómez, directora de la oficina de Fiare Banca Etica en Barcelona, asegura que en la actualidad hay otros cuatro casos en estudio que son candidatos a incorporarse a la línea. De tirar adelante estas cuatro solicitudes la línea habrá alcanzado casi el 70% del importe previsto dentro de su primer año y medio de actividad, mucho antes de lo previsto según convenio que finaliza en 2020.

 

El mejor modo de mantenerte al día.

Desde la redacción de Valor Social a tu correo una selección de noticias de finanzas éticas y economía sostenible.