Castellano
finanzas éticas

FEBEA celebra su 20 aniversario reclamando más ética en las finanzas sostenibles

«FEBEA promueve una visión de las finanzas sostenibles que va mucho más allá de la lógica de producto y destaca que el ...

De valorsocial

«FEBEA promueve una visión de las finanzas sostenibles que va mucho más allá de la lógica de producto y destaca que el afán de sostenibilidad debe abrazar a toda la organización y su cultura».

Bruselas.  Este mensaje claro y contundente fue la idea fuerte de la Conferencia Anual de FEBEA celebrada online el pasado 10 de junio. El evento titulado Finanzas Éticas: Dinero Ciudadano para el Bien Común fue además ocasión para la celebración de los 20 años de la federación. 20 años contribuyendo al desarrollo de la Economia Social en Europa y promoviendo el compromiso de las instituciones financieras. Una celebración que acontence en un momento dulce para la Federación que cuenta ya con 30 instituciones socias en 15 países.

La conferencia reunió a más de 100 participantes, entre profesionales, representantes de entidades de finanzas éticas y de la economía social, ponentes, y también figuras políticas de las instituciones europeas. Este año el acto cobraba renovada notoriedad debido a la colaboración de Social Economy Europe.

La Conferencia fue inaugurada por el presidente de FEBEA, Pedro Sasia que subrayó el trabajo cultural que las organizaciones de Finanzas Éticas han realizado durante las pasadas décadas y que han contribuido en parte a la configuración del actual debate sobre la sostenibilidad en las instituciones financieras.

Sasía se mostró favorable al Plan de Finanzas Sostenibles pero señaló algunas carencias. Principalmente reclamó «medidas para que el propio comportamiento exigible a las entidades financieras esté sólidamente arraigado en su cultura empresarial y sea impulsado por liderazgos éticamente orientados. De otro modo, riesgos como el maquillaje social y ecológico, la manipulación del mercado o la especialización de las finanzas sostenibles a fracciones muy pequeñas de la actividad total de los grandes operadores seguirá estando ahí.»


Sasía destacó tres retos de FEBEA y sus miembros en el futuro próximo. Por una parte, el fortalecimiento de sus relaciones con la ciudadanía, en segundo lugar, la acción política para adaptar los marcos financieros y que permitan un mayor reconocimiento de las especificidades de las finanzas éticas; y finalmente la interacción con las administraciones públicas y otros agentes sociales para seguir creciendo en legitimidad.

«Es necesaria la adaptación de los marcos financieros para conseguir un mayor reconocimiento de las especificidades de las finanzas éticas»

Por su parte, Nicolas Schmit, Comisario Europeo de Empleo y Derechos sociales, subrayó la importancia de que las Finanzas Éticas contribuyan al desarrollo de las políticas de transición verde y transición digital promovidas a nivel Europeo. Y en concreto en:

– la implementación de instrumentos financieros dedicados a la Economía Social bajo el Social Investments and Skills Window del programa InvestEu para abordar los vacíos financieros que encuentran las organizaciones de economía social;

– la renovación de la estrategia europea de finanzas sostenibles incluyendo su posible extensión a actividades sociales;

– el desarrollo de las finanzas éticas en nuevos países y en la financiación de las organizaciones de econmía social en colaboración con las instituciones europeas.

La otra intervención en el panel central de la jornada fue la de Juan Antonio Pedreno, Presidente de Social Economy Europe que felicitó a FEBEA por sus 20 años trabajando por un sistema financiero más responsable, más transparente, más comprometido con el desarrollo local y al servicio de la ciudadanía y el planeta. Según Pedreño, las finanzas éticas han estado trabajando intensamente durante décadas en lo que hoy se conoce como inversión de impacto y su trabajo aún requiere de mayor reconocimiento.

Las finanzas éticas han estado trabajando intensamente durante décadas en lo que hoy se conoce como inversión de impacto y su trabajo aún requiere de mayor reconocimiento.

Las Finanzas Éticas trabajan con la economía social como el músculo democrático de Europa, dando apoyo a la transición justa y ecológica, a la economía circular y a los procesos de profundacion democrática.

La conferencia contó con otras ponencias muy interesantes que quedaron registradas y a las que se puede acceder a través de este enlace facilitado por la organización.

Otras ideas importantes que surgieron durante el resto de la jornada fueron por una parte la constatación del riesgo que el Plan de Finanzas Sostenibles diluya algunas de las ideas fuerza de las finanzas éticas. Este peligro fue esgrimido por el Diputado Europeo de los Verdes, Sven Giegold, que ha venido siguiendo de cerca el desarrollo de las finanzas éticas desde hace años. Giegold asoció ese peligro a la presencia aún de debates sobre la inclusión o no de energías fósiles neutras como el gas, la energía nuclear, o por ejemplo al no limitar posibles prácticas forestales depredativas o la especulación en el sector ambiental.

Imatge

La reclamación de coherencia a las entidades que se propongan comercializar productos financieros sostenibles estuvo presente de manera permanente. Así, Andrea Baranes, vicepresidente de Banca Etica señalaba que en el año 2020 los grandes bancos sistémicos desembolsaron 4.000 billones (con b) de dólares para financiar a la industria de la energía fósil mientras izan la bandera de la sostenibilidad. Mientrastanto, el  proceso de concentración del sector financiero sigue su curso sin que las instituciones europeas pongan freno. Baranes insistió en la necesidad de mayor biodiversidad bancaria para dar cabida a distintos modelos de gobierno y desempeño que permitan dar respuesta a todo el abanico de necesidades de financiación sin dejar a nadie atrás.

Más allá del foco en el Plan de Finanzas Sostenibles, la conferencia sirvió para mostrar los distintos modelos de intervención de los bancos éticos en Europa y su esfuerzo infatigable por atacar a los problemas de la sociedad actual. Marlène Fargues, de France Active, señaló que las finanzas éticas deben seguir comprometidas con la financiación a largo plazo de la economía social y esto requiere un mayor apoyo de instrumentos de la UE.

Marlène Fargues “Tenemos que apoyar start-ups de innovación financiera, trabajar para la inclusión social, para proyectos ecológicos y para el desarrollo local. Las Finanzas Éticas actúan para fortalecer la cooperación y la innovación a nivel local apoyando iniciativas de carácter ciudadano. «

 

Isabelle Philippe of Credal por su parte, profundizó en uno de los aspectos más característicos del enfoque de las finanzas éticas señalando que «trabajan de la misma manera tanto en atajar las causas de las desigualdades como en mitigar sus consecuencias».

Isabelle Philippe deCredal “Las Finanzas Éticas trabajan con los ahorros de la ciudadanía en estrecha colaboración con las autoridades públicas, para responder a las necesidades sociales. Gracias a esta dinámica las organizaciones de las finanzas éticas actuan paralelamente tanto en las causas de las desigualdades como en la mititgación de sus consecuencias».

 

Así pues, transición ecológica justa, lucha contra la desigualdades,  financiación de la economía real, recuperación y resiliencia son los hitos marcados a fuego para los próximos 20 años en el ámbito de las finanzas éticas. En definitiva, como rezaba el título de la jornada seguir moviendo Dinero Ciudadano para el Bien Común.

El mejor modo de mantenerte al día.

Desde la redacción de Valor Social a tu correo una selección de noticias de finanzas éticas y economía sostenible.