Castellano
finanzas éticas

Nace una coalición internacional para proteger a las instituciones de microfinanzas y sus clientes en la crisis de COVID

Por iniciativa de la Fundación Grameen Crédit Agricole, un grupo de donantes de microfinanzas y actores clave en finanzas inclusivas ha trabajado en ...

De valorsocial

Por iniciativa de la Fundación Grameen Crédit Agricole, un grupo de donantes de microfinanzas y actores clave en finanzas inclusivas ha trabajado en un conjunto de principios para apoyar mejor al sector de las microfinanzas en la crisis económica y de salud causada por la Covid-19. 

Los primeros firmantes de este compromiso conjunto, cuyo objetivo es apoyar a las instituciones de microfinanzas y clientes frágiles durante esta crisis, son Fondation Grameen Crédit Agricole, ADA, Alterfin, Cerise, CIDR Pamiga, Cordaid Investment Management, Crédit Agricole CIB India, Crédit Agricole Indosuez Wealth (Asset Management), Crédit Agricole, European Microfinance Network, FS Impact Finance, InFiNe.lu, Inpulse, el Fondo de Microfinanzas y Desarrollo de Luxemburgo, MCE Capital Social, Centro de Microfinanzas, Fundación Rabo, SIDI, SIMA Funds y Social Performance Task Force.

A nivel mundial, las instituciones de microfinanzas proporcionan productos y servicios financieros y no financieros a más de 140 millones de clientes de bajos ingresos, según el Barómetro de las Microfinanzas de 2019. Las microfinanzas juegan un papel esencial en la financiación de actividades generadoras de ingresos en el sector formal pero también en el sector informal.

En el contexto de la crisis de la Covid-19, las microempresas en la economía informal y las pequeñas empresas son un elemento clave en la recuperación económica y social. Por lo tanto, apoyar a las instituciones microfinancieras en este contexto es de suma importancia para proteger a sus prestatarios más vulnerables.

Frente a estos desafíos, este grupo asumió el desafío y estableció un compromiso común: “Principios clave para proteger a las instituciones de microfinanzas y sus clientes en la crisis de Covid-19”. Su objetivo es guiar a los donantes y otras partes interesadas a fin de apoyar mejor a las instituciones de microfinanzas y las clientelas frágiles durante esta crisis. Se basa en las mejores prácticas y herramientas del sector de microfinanzas, como el trabajo del Social Performance Task Force2 y los principios de IAMFI sobre la reprogramación de la deuda en microfinanzas.

Los principios fundamentales de este compromiso son la combinación de información disponible, análisis y anticipaciones, así como la implementación concertada de decisiones compartidas. Los firmantes acuerdan coordinar políticas, asistencia técnica y recursos para ayudar a las instituciones de microfinanzas a enfrentar la crisis y así garantizar el acceso continuo a la financiación en las mejores condiciones posibles y garantizar el bienestar de los clientes y el personal.

Dado que las obligaciones y los mandatos individuales pueden influir en la forma en que se implementan las disposiciones del compromiso, no es un acuerdo legalmente vinculante. No es un documento congelado; se podría mejorar si fuera necesario para responder mejor a la evolución de la crisis. Se mantendrá una comunicación abierta para compartir decisiones y cumplir con estos principios.

Los firmantes invitan a otras partes interesadas a unirse a esta iniciativa común y comprometida, para fortalecer el impacto de la inclusión financiera que es esencial para combatir la pobreza en este contexto sin precedentes.

El mejor modo de mantenerte al día.

Desde la redacción de Valor Social a tu correo una selección de noticias de finanzas éticas y economía sostenible.