Castellano
Finanzas Eticas

Oxfam denuncia nuevamente la desigualdad: el 63% de la riqueza global se queda en manos del 1%

A río revuelto, ganancia de pescadores, nos dice el refrán. Según La Ley del más rico, último informe publicado por la ...

Di valorsocial
Foto iStock

A río revuelto, ganancia de pescadores, nos dice el refrán. Según La Ley del más rico, último informe publicado por la organización Oxfam Intermon, «mientras los hogares más vulnerables sufren para llenar la nevera o mantener una temperatura adecuada, el extraordinario crecimiento de los beneficios empresariales en sectores como el de la energía y la alimentación ha disparado de nuevo los patrimonios de los más ricos«. Dicho con cifras, 95 grandes empresas de energía y de alimentación han más que duplicado sus beneficios en 2022, generando unos beneficios extraordinarios por un total de 306 000 millones, y destinando 257 000 millones (el 84 %) a remunerar a sus accionistas.

La ONG estima que estos enormes beneficios empresariales, lejos de contribuir al beneficio común, han contribuido como mínimo al 50 % del crecimiento de la inflación. Y sobre todo, a aumentar las ganancias de las personas más ricas. Por ejemplo, la familia Walton, propietaria de la mitad de las acciones de los grandes almacenes Walmart, recibió 8500 millones de dólares de dividendos a lo largo del año pasado. Igualmente, solo en 2022, la riqueza del milmillonario indio Gautam Adani, propietario de grandes compañías energéticas, se ha incrementado en 42 000 millones de dólares (un 46 %).  

Oxfam hace pública esta nueva investigación coincidiendo con la celebración estos días de un nuevo Foro de Davos, donde se espera la presencia de más de 2.600 personas delegadas, incluyendo los más altos representantes de empresas y gobiernos. Las élites se están reuniendo en un contexto en el que la riqueza y la pobreza extremas en el mundo se han incrementado simultáneamente por primera vez en 25 años”, afirma Franc Cortada, director de Oxfam Intermón.

Gráfico del informe ©Oxfam
Riqueza extrema y pobreza extrema crecen de manera simultánea

La investigación pone el foco en el acaparamiento de riqueza y el crecimiento de la desigualdad. Según las estimaciones del informe, la nueva riqueza generada a partir de 2020 asciende a 42 mil billones de dólares. Oxfam denuncia que, entre finales de 2019 y de 2021, el 1% más rico se hizo con el 63% de de esta cantidad, casi el doble de lo que fue para el 99 % más pobre de la población mundial. Y aporta más datos: las fortunas de los multimillonarios han crecido a un ritmo de 2.700 millones de dólares diarios.

Frente a ello, el salario de al menos 1.700 millones de personas trabajadoras creció menos que la inflación, lo que redujo su capacidad para comprar alimentos o pagar las facturas energéticas. Millones de personas tienen que sobrevivir con menos de 1,90 dólares al día y 63 millones de personas están destinadas a volver a caer en la pobreza extrema precisamente por el auge de los precios de los alimentos. Por primera vez en 25 años, la riqueza extrema y la pobreza extrema están aumentando simultáneamente .

Gráfico del estudio © Oxfam
También en España sigue la desigualdad estructural

Oxfam en España ha querido aterrizar esta realidad con la situación nacional, presentando el informe Sobra mucho mes al final del sueldo. Los datos plantean que las personas milmillonarias y las grandes empresas españolas se recuperan con rapidez de las embestidas de la pandemia y de las subidas de precios.“Estamos ante una crisis alimentada porque algunas de las grandes empresas y los superricos se han aprovechado del contexto de incertidumbre, la pandemia y la guerra en Ucrania y están sacando tajada, inflando precios y márgenes, a costa de una gran mayoría” afirma Cortada

En 2008, el 1 % con mayor riqueza concentraba el 15,3 % de la riqueza neta total, pero en 2021 ya representaba un 23,1%. Los beneficios de las grandes empresas se han mantenido e incluso han crecido. En 2021, el beneficio de las empresas del IBEX 35 en su conjunto fue ya un 63 % superior al de 2019,  y en el tercer trimestre del 2022 se anunciaron resultados un 30 % superiores a los del mismo periodo del año anterior.

Contrarrestar con un sistema fiscal más justo

Para contrarrestar esta situación, Oxfam propone un sistema fiscal más justo, que contemple un gravamen más alto para las personas más ricas. Pone un ejemplo claro, «Elon Musk, uno de los hombres más ricos del mundo, tributó a un tipo impositivo real ligeramente superior al 3 % entre 2014 y 2018. Aber Christine gana 80 dólares al mes vendiendo arroz, harina y soja en mercados del norte de Uganda. Paga en impuestos el 40 % de lo que logra vender«.

Gráfico del informe @Oxfam

La investigación denuncia que por cada dólar recaudado en impuestos a nivel global, tan sólo 4 centavos se recaudan sobre la riqueza, y la mitad de los milmillonarios del mundo vive en países donde no se aplica ningún impuesto
de sucesiones a la riqueza que heredan sus descendientes. Por eso, propone  que un impuesto de hasta el 5% a los multimillonarios podría generar 1,7 billones de dólares adicionales al año, pudiendo reasignar esa recaudación a objetivos de lucha contra la pobreza a nivel global.

También propone el refuerzo de la lucha contra la evasión y elusión fiscal, la ampliación de los impuestos a los beneficios extraordinarios de las empresas y medidas sociales como la extensión de la cobertura del ingreso mínimo vital “Es el momento de pasar de las medidas de urgencia y reactivas a otras de mayor calado y que impliquen a los diferentes actores sociales” concluye Cortada.

 

 

El mejor modo de mantenerte al día.

Desde la redacción de Valor Social a tu correo una selección de noticias de finanzas éticas y economía sostenible.