En estas mismas fechas las organizaciones Greenpeace, Oxfam Intermón y Ecologistas en Acción, inician el que es el primer litigio climático de España dirigido contra el Gobierno por su “inacción ante el cambio climático.”

En un contexto de crisis sanitaria y socioeconómica sin precedentes, prevenir los peores efectos del cambio climático es imperativo. La vida y la salud de millones de personas en todo el mundo están en juego.

Estas organizaciones comparten el análisis con Fridays for Future: para evitar un cambio climático devastador sólo hay una vía: reducir drástica y rápidamente las emisiones de CO2. Esto, argumentan, requiere de decisiones políticas valientes, que introduzcan cambios ambiciosos de forma urgente”. Y añaden que el momento actual esclave para evitar una crisis mucho más virulenta que la que el mundo está experimentando con la COVID-19.

España lleva años emitiendo Gases de Efecto Invernadero (GEI) por encima del límite establecido: aunque el reparto comunitario de esfuerzos para el cumplimiento del Protocolo de Kioto, permitió a España incrementar sus emisiones en un 15% respecto a las de 1990 en el periodo 2008-2012; en lugar de tener que reducirlas como la mayoría de Estados de la UE, España incrementó sus emisiones hasta en un 54% en 2007.

En Greenpeace consideran que las políticas actuales “son insuficientes para cumplir con los compromisos internacionales adquiridos”. Por ello, “nos vemos en la necesidad de pedir al poder judicial que obligue al Gobierno a aumentar su ambición climática” concluyen.

Este primer litigio climático llega para posicionar, juntamente con las acciones previstas para esta semana, la emergencia climática, un tema que había quedado eclipsado por la pandemia de la Covid-19, a pesar que, como explican desde Fridays, están muy vinculadas entre sí.